7 CREMAS Y SOPAS EXPRÉS PARA ENTRAR EN CALOR

7 CREMAS Y SOPAS EXPRÉS PARA ENTRAR EN CALOR

Te proponemos estas 7 recetas liquidas y cremosas para que no dejes de disfrutar de los mejores sabores en los meses más fríos. Aun así, son una opción ideal para cualquier época del año, porque son muy fáciles de digerir y están elaboradas con ingredientes tan sanos como sabrosos. Puedes preparar una cada día de la semana y todos en tu mesa estarán encantados, ¡te lo aseguramos!

Todas ellas son ideales como primer plato de un menú o incluso como plato único en una cena. ¡Quédate con estas 7 recetas de cremas y sopas porque las querrás preparar todo el año! Y si te quedas con ganas de más, en nuestro recetario te dejamos muchas opciones más para que nunca te quedes sin ideas para cocinar, como esta crema vegana de boniato y patata al curry, ¡para chuparse los dedos!

1. Crema de calabaza con beicon y garbanzos especiados

Quizás nunca te hayas imaginado esta mezcla de texturas y sabores, pero te aseguramos que el conjunto es maravilloso.

Ingredientes:

· 750g de calabaza pelada
· 1 cebolla
· 4 dientes de ajo
· 4 cucharadas de aceite de oliva
· ½ cucharadita de pimentón dulce
· ½ cucharadita de cúrcuma
· 500ml de caldo de verduras
· 5 lonchas de beicon
· 300g de garbanzos ya cocidos Huercasa
· Sal
· Pimienta

Elaboración:

En una olla, calentamos el aceite de oliva y añadimos la cebolla cortada en tiras, los ajos enteros pelados y los dados de calabaza. Sofreímos todo hasta que la calabaza quede bien cocinada y añadimos la sal, la pimienta, el pimentón dulce y la cúrcuma.

Dejamos que se sofría durante un par de minutos más para que las especias calen en las verduras y después añadimos el caldo de verduras. Lo dejamos cocer unos 5 minutos, asegurándonos de que la calabaza queda cocinada (un truco: pincha la calabaza con un cuchillo y, si puedes sacarlo sin dificultad, significa que ya está cocida).

Tritura todo hasta que tengas una crema suave y sin grumos.

Mientras tanto, debes ir haciendo el beicon en una sartén, a fuego fuerte y cortado en tiras. Y para los garbanzos, puedes usar la misma sartén donde el beicon ha soltado la grasa, para que los sabores queden más ligados. En esa misma sartén, coloca los garbanzos y añade: ½ cucharadita de pimentón dulce, ½ cucharadita de cúrcuma y 2 cucharaditas de aceite de oliva. Si los quieres caramelizados, solo tendrás que añadir un par de cucharadas de azúcar moreno cuando los garbanzos estén bien calientes. Deja que se cocine durante un par de minutos, hasta que veas que los garbanzos cogen color y absorban el aceite.

Ya solo queda servir la crema en el fondo de los platos, y después colocar las tiras de beicon y los garbanzos por encima. También puedes añadir unas pipas de calabaza peladas y unos daditos de queso curado para darle un toque especial a la decoración y al sabor del plato.

2. Sopa cremosa de cebolla y parmesano

¡Esta sopa gratinada no dejará indiferente a nadie! Y solo tardarás 20-30 minutos en realizarla.

Ingredientes:
· 3 cebollas
· 80g de queso parmesano rallado
· 20g de mantequilla
· 1 litro de caldo de verduras
· 1 cucharada de harina de trigo
· ½ vaso de vino blanco
· 1 ajo
· Pan de baguette
· Aceite de oliva
· Sal

 

Elaboración:

Comienza pelando y cortando las cebollas en juliana. Mientras tanto, deja que se vaya derritiendo la mantequilla en una cazuela con el aceite, a fuego medio-bajo. Añade las cebollas y salpimiéntalo. Remueve hasta que la cebolla quede transparente, pero que no llegue a coger color. La idea es que quede una especie de cebolla caramelizada.

Añade la harina y mezcla todo, y echa el vino blanco hasta que se evapore. Incorpora el caldo y deja que cueza durante unos 15 minutos a fuego medio.

Mientras tanto, puedes ir precalentando el horno a 200º. Mete al horno el pan, previamente untado con ajo y deja que se tueste.

Una vez que tengas todas las elaboraciones, sirve la sopa en cuencos aptos para horno y añade un par de tostadas de pan a cada cuenco. Espolvorea una capa de parmesano por encima y mete los cuencos en el horno hasta que el queso se gratine.

3. Crema de boniato con leche de coco

Además de estar deliciosa, esta receta exprés es apta para una dieta vegetariana o vegana.

Ingredientes:
· 3 boniatos cocidos
· 300g de jengibre rallado
· 1 cebolla pequeña picada
· 1 diente de ajo picado
· 1 manzana picada
· 1 cucharadita de curry en polvo
· 3 tazas de caldo de verdura
· 350ml de leche de coco
· Aceite de oliva virgen extra
· Perejil
· Sal
· Pimienta
· Nueces para decorar

 

Elaboración:

En una cazuela con un poco de aceite de oliva, sofreímos el ajo, la cebolla y el jengibre, hasta que se empiece a dorar. Entonces, agregamos el curry, la pimienta y el perejil.

Añadimos el boniato ya cocido y cortado (para ahorrar tiempo podemos utilizar el boniato al vapor de Huercasa, la manzana y el caldo de verduras y dejamos que cueza unos 10 minutos.

Después, apartamos la cazuela del fuego, añadimos poco a poco la leche de coco y lo batimos todo hasta que quede una crema homogénea y sin grumos. Para servirla, la decoramos con unas nueces y unas hierbas frescas, para aportar más color y sabor.

4. Borsch: Sopa ucraniana de remolacha

Esta sopa de remolacha es típica de la cocina ucraniana. Su color intenso nos conquista por los ojos, pero aseguramos que en cuanto se prueba, conquista por su sabor.

Ingredientes:
· 500g de remolacha ya cocida
· 200g de repollo
· 100g de judías verdes
· 300g de patata
· 1 cebolla
· 1 zanahoria
· 1 apio
· 2 ajos
· 2 tomates
· ½ litro de caldo de carne
· Vinagre balsámico
· Hojas de laurel
· Perejil
· Eneldo
· Aceite de oliva
· Sal
· Pimienta

 

Elaboración:

Cocemos en una olla el apio en el caldo de carne y añadimos las patatas y la remolacha.

Aparte, en una sartén, pochamos la cebolla y el resto de las verduras durante 10 minutos, excepto la col. Añadimos el tomate troceado y una cucharada de vinagre balsámico y dejamos sofriendo unos minutos más.

Después añadiremos este sofrito a la olla de las patatas y la remolacha, junto con la col. Cocemos hasta que la col se ablande. Añadimos el laurel, el comino, la pimienta y la sal. Lo trituramos todo hasta que quede una mezcla homogénea y lo servimos.

Por último, añadimos un poco de perejil y eneldo picado por encima para decorar. ¡Disfruta de tu borsch!

 

5. Crema de calabaza y mango

¡Una receta que sin duda te sorprenderá!

Ingredientes:
· 500 g de calabaza
· 1 mango
· 1 cebolla cortada
· 700ml de caldo de verduras
· Aceite de oliva
· Sal
· Pimienta

 

Elaboración:

En una olla, sofreímos la cebolla con un poco de aceite de oliva hasta que coja color. Añadimos la calabaza troceada y el mango pelado y cortado, y salpimentamos todo al gusto. Cubrimos con el caldo de verduras y dejamos cociendo a fuego medio-alto durante 15 o 20 minutos, hasta que veamos que la calabaza esté bien blanda.

Lo retiramos del fuego y trituramos para lograr una mezcla suave y sin grumos. Si quieres una mezcla más ligera, la puedes pasar por el chino o agregar un poco más de agua o caldo.

Para servir la crema, la puedes acompañar con unos picatostes, unos frutos secos o unas ramitas de perejil. ¡Y a disfrutar!

6. Sopa de pollo y patatas

Uno de los platos más reconfortantes que puedes preparar en los meses más fríos. ¡Guarda la receta!

Ingredientes:
· 2 pechugas de pollo deshuesadas
· 200g de patatas
· 60gr de fideos
· 2 puerros
· 2 zanahorias
· 1 cebolla
· 1 rama de apio
· Aceite de oliva virgen
· Sal

 

Elaboración:

Para hacer el caldo, corta los puerros, el apio, las zanahorias y la cebolla y ponlo en una olla con un poco de aceite y sal. Agrega aprox. 3 litros de agua, añade el pollo y déjalo cocer durante 40 minutos, hasta que el caldo se quede en la mitad.

Para ahorrar tiempo, tenemos las patatas ya cocidas Huercasa, que solo tenemos que sacarla del envase y reservarla.

Reserva el pollo en un plato y pasa el caldo por un colador. Agrega el caldo otra vez en la olla y échale las patatas ya cocidas y las verduras. Corta el pollo en tiras o taquitos y échalo a la cazuela.

Solo queda servir tu sopa de pollo y decorarla como más te guste, con picatostes o un poco de perejil picado, ¡ponte creativo!

7. Crema de coliflor con picatostes y nuez moscada

Un plato muy cremoso con un toque crujiente, una mezcla de texturas y sabores que hará que quieras cocinarla cada semana.

Ingredientes:

· 750 g de coliflor
· 1 cebolla
· 1 diente de ajo
· 1 litro de caldo de pollo
· Nuez moscada
· Comino molido
· 1 vaso de leche
· Picatostes
· Aceite de oliva
· Sal

 

Elaboración:

Corta la coliflor en ramilletes y lávala bien. Después, ponla a cocer en una cazuela con un poco de sal durante aproximadamente 15 minutos.

En otra olla, añade un poco de aceite de oliva con la cebolla y el ajo, para rehogarlo. Pasa a esta olla la coliflor ya cocida y rehoga todo junto. Añade el litro de caldo, la sal, la nuez moscada y el comino molido. Cuece todo junto durante 10 o 15 minutos y tritúralo todo, mientras añades el vaso de leche, hasta que la textura quede suave y sin grumos.

Por último, sirve la crema y decórala con los picatostes y unas ramitas de perejil. ¡A comer!

Related Posts