Pasar al contenido principal
Español   English

20 recetas frescas, sanas y económicas para este verano

En Huercasa nos hemos propuesto exprimir al máximo el verano. Eso, unido a nuestra intención de que todos llevemos una alimentación más sana y equilibrada, da como resultado el artículo de hoy.

20 recetas frescas, sanas y económicas para este verano. Recetas perfectas para disfrutar en verano, refrescantes, además saludables, de esas que ayudan a cuidarnos, por dentro y por fuera y por si esto fuera poco, recetas económicas, aptas para todos los bolsillos y para todos los públicos. Tomad nota y ¡a seguir disfrutando del verano!

1. Barquitas de endivia rellenas

Nos encantan las endivias, es un must que no debe faltar en nuestras neveras, más aún en temporada estival. En esta ocasión, os recomendamos esta receta donde la endivia es protagonista al tiempo que el relleno adquiere también su papel.

Tan sencillo como disponer de las endivias limpias e ir separando las hojas una a una, colocándolas boca arriba de tal forma que podamos rellenarlas de un picadillo de hortalizas y huevo cocido que prepararemos a modo de vinagreta.

Para el relleno, nos gusta usar cebolla, pimiento verde y tomate, además huevo cocido, del que picaremos sólo la clara, reservando la yema para incorporarla a la vinagreta de aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal. Rellenamos las “barquitas” de nuestra vinagreta y servimos bien fresquito.

 

2. Lasaña de remolacha

Si algo nos gusta incorporar a nuestros platos de verano, es la remolacha. Pues bien, toma nota de esta lasaña donde la remolacha hará las delicias de todos tus comensales.

Nos gustan las recetas rápidas y sencillas, así que partiendo de un par de remolachas ya cocidas Huercasa, vamos a lonchearlas de forma que sirvan como placas de lasaña.

Para rellenar la lasaña, es decir, entre capa y capa de remolacha, vamos a preparar una mezcla de atún en conserva en aceite de oliva, mezclado con granos de maíz y aceitunas. Si queréis podéis cambiar los ingredientes, estos son los que más nos gustan a nosotros, pero ya sabéis que nos encanta jugar y experimentar en la cocina, así que animaros a innovar.

Entre capa y capa de remolacha coloca tus ingredientes preferidos y termina la lasaña poniendo por encima una vinagreta en la que la mostaza sea protagonista, le da un toque delicioso a la remolacha.

 

3. Ensalada de garbanzos a la hierbabuena

Aunque sea verano, no debes olvidarte de incorporar las legumbres en tu dieta semanal. Una buena forma de comerlas es preparadas en ensalada, en esta ocasión una ensalada de garbanzos a la que puedes añadir tus verduras y hortalizas preferidas y darle un toque diferente picando unas hojas de hierbabuena fresca que añadirás a la hora de servir la ensalada.

Ni que decir tiene que puedes cambiar los garbanzos por lentejas o alubias.

Aprovecha este tipo de recetas para dar salida a todos esos “poquitos” que nos van quedando en la nevera.

 

4. Gazpacho de remolacha

Una de nuestras recetas preferidas, y no solo para el verano, nuestro gazpacho de remolacha es un imprescindible, fresco, sano y económico que además tienes listo para consumir, para esas ocasiones en las que el tiempo apremia y no queremos sucumbir a la comida rápida.

Un gazpacho donde disfrutarás de la remolacha a más no poder.

 

5. Patatas salteadas con tomates cherrys

Este plato se prepara en un momento y es una delicia. Vamos a usar las patatas ya cocidas de Huercasa para ahorrar tiempo, y vamos a saltearlas en una sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra y unos tomates cherrys partidos a la mitad.

Para darle un toque de sabor vamos a añadir unas hierbas aromáticas secas, nos encanta con romero y tomillo, pero puedes probar hasta dar con tu combinación preferida. Ya nos contarás. Este plato puedes servirlo en caliente o frío, aunque nuestra recomendación es que lo tomes templado, de este modo se potencian más los sabores.

 

6. Mazorcas de maíz con guarnición

Otro de nuestros ingredientes preferidos durante todo el año es el maíz, nos encantan las mazorcas de maíz.

Te proponemos cocinarlas a la brasa o barbacoa, si no quieres liarte puedes usar directamente la sartén o plancha y acompaña la mazorca de maíz de tu guarnición preferida. Nuestra recomendación es un salteado de alubias pintas, teniéndolas cocidas no tienes más que en la misma sartén en la que dores el maíz, saltearlas con un poco de ajo y cebolla, dales un toque de pimentón y plato listo para disfrutar. Un plato rápido, completo y económico que gustará a toda la familia.

 

7. Salpicón de marisco

Otra de nuestras recetas fresquitas preferidas es el salpicón de marisco, y como hemos dicho que íbamos a preparar recetas económicas, vamos a a usar para nuestro salpicón: mejillones, al natural, que podéis comprar frescos, ya cocidos o en lata. Además, langostinos cocidos y trozos de pota o calamar. A esto, añádele pimiento verde y rojo en trozos pequeños, cebolla bien picada y tomate opcional. Aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana o vino y sal.

Nos encanta tomarlo fresquito y si ya es frente al mar, para que más.

 

8. Sopa fría de melón con jamón

Otra receta de temporada, que además podemos dejar preparada de un día para otro, es esta sopa fría de melón con jamón. No tenemos más que pelar un melón, trocearlo y pasarlo por la batidora, podemos añadir agua para dejar la textura que más os guste, aunque como el melón ya de por sí tiene mucha agua, no suele ser conveniente. Ponle un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima, unas gotitas de vinagre balsámico y añade como topping taquitos de jamón.

Si prefieres, en lugar de jamón puedes ponerle trozos de huevo cocido, maíz, incluso unas semillas que aporten el toque crujiente. Y a disfrutar de una sopa ligera y refrescante.

 

 

9. Hummus de alubias pintas con crudités

Una forma diferente de preparar el hummus, es usar alubias pintas en lugar de los tradicionales garbanzos. El procedimiento es el mismo, solo que cambiamos una legumbre por otra. Estas de Huercasa vienen ya listas para consumir y son perfectas para preparar hummus de forma rápida, sin tener que estar pendiente del remojo y la cocción de la legumbre.

Para acompañar el hummus se nos ocurre usar crudités de zanahoria, pepino y apio qué cortaremos en tiras alargadas, tipo “palitos” para mojar el hummus de alubias.

Os dejamos el enlace a una receta por si queréis seguir los pasos del hummus uno a uno, aquí.

 

10. Pasta en ensalada

Otra de las recetas imprescindibles en verano son las ensaladas, ya te lo contamos en otro artículo hace poco. Pues bien, disfruta de una saludable ensalada de pasta, opta siempre que sea posible por una pasta integral a la que puedes añadir tus verduras y hortalizas preferidas, a nosotros nos encanta con maíz, remolacha y atún en conserva, pero las opciones son prácticamente ilimitadas.

 

11. Rollitos de verano

Para esta receta necesitarás obleas de papel de arroz, son similares a las obleas para empanadillas solo que están realizadas a base de arroz y no necesitan cocinarse, bastará con remojarlas en agua hasta que ablanden. Estas obleas las rellenaremos de vegetales y hortalizas que dispondremos de forma vertical a la oblea para después poder cerrarla formando rollitos.

Para acompañar va genial una salsa de soja o tamari, una agridulce o el clásico hummus. Anímate, echa un vistazo a cómo los preparan en el siguiente enlace, verás que además son unos rollitos visualmente muy llamativos. 

 

12. Ensalada de lentejas y zanahoria

De nuevo una sugerencia de receta en la que la legumbre es protagonista. En verano, sí, no te olvides de ellas, en ensalada quedan riquísimas y esta idea que te damos seguro que no te deja indiferente. Se trata de una ensalada de lentejas cocidas y zanahoria también cocida que aliñamos con una mezcla de aceite de oliva virgen, un poco de vinagre y un toque de curry en polvo.

Una versión de ensalada moruna que este verano está arrasando en casa, además de un día para otro queda estupenda y para llevar en tupper a la playa nos parece ideal. ¿Te animas con el toque exótico del curry?

 

 

13. Menestra templada de verdura y patata

La típica menestra que comemos en otoño o invierno llevada al verano, tan solo tenemos que preparar la menestra de forma tradicional y dejarla enfriar, es un plato que puede parecer que solo apetece en temporada fría, pero seguro que os sorprende su versión templada o fría.

 

 

14. Calabaza aliñada

Más sencillo imposible, ya sabes que nos encanta ofrecerte recetas sencillas pero sin olvidarnos del sabor. Este plato de calabaza aliñada es sabroso, nutritivo, fresco y saludable a más no poder.

Apunta, partiendo de la calabaza ya cocida y cortada en cubitos del tamaño de un bocado, prepara una vinagreta con un buen aceite de oliva virgen, vinagre, mostaza en grano y añade unas pasas para potenciar el dulzor. Y ya está, además la calabaza ahora en verano nos viene genial.

 

 

15. Ensalada campera de boniato

Como lo oyes, tan solo tendrás que sustituir la patata de la ensalada campera por boniato cocido, el resto de ingredientes: pimiento verde, cebolla, tomate y extras como la aceituna negra, el huevo cocido o el atún en conserva y lista tu ensalada campera de boniato.

Verás que el sabor es más dulce, juega con la vinagreta hasta dar con el punto que más te guste.

 

 

16. Aguacate relleno

Imaginación al poder, parte el aguacate en dos partes y vacíalas, reserva el contenido que mezclarás con tus hortalizas preferidas, te recomendamos poner un toque de maíz dulce y si quieres tirar la casa por la ventana y hacer de este plato algo especial, coloca un langostino cocido pelado coronando cada mitad de aguacate, una forma de hacer de una receta sencilla algo más llamativo.

 

 

17. Crema fría de calabaza y queso de cabra

Una crema que gusta a mayores y pequeños, ¿A quién no le gusta la calabaza?, pues bien, partiendo de trozos de calabaza asada o cocida, bátela añadiendo un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y sirve en frío.

Justo antes de emplatar corta unos trozos de queso de cabra y añádelos a modo de topping, verás que no te deja indiferente y ¿Puede ser más sencillo y rápido?

 

 

18. Remolacha a la mostaza

Siguiendo con los platos súper rápidos y sencillos, ¿te imaginas abrir un paquete de remolacha  ya cocida, cortarla en trozos de tamaño pequeño, preparar una vinagreta de mostaza, añadir unas semillas de amapola al gusto, mezclar, enfriar y servir?, pues ponte manos a la obra, es otra de las imprescindibles este verano.

Llévala a la playa en tupper y disfruta de un plato refrescante, sano y económico a cualquier hora.

 

 

19. Patatitas a la hierbabuena

Para esta receta usamos las patatas pequeñitas que solemos encontrar en los mercados para guarnición, las de Huercasa ya listas para consumir también son perfectas. Una vez tenemos las patatas cocidas las reservamos mientras hacemos la salsa de hierbabuena.

Para la salsa usaremos aceite de oliva virgen, zumo de limón, sal, pimienta negra molida y un buen puñado de hojas de hierbabuena frescas. Metemos todo en la batidora y emulsionamos, servimos las patatas frías con la salsa por encima y ¡a disfrutar!

 

 

20. Mazorcas de maíz a la brasa, el picoteo preferido

Ya te contamos en otro artículo nuestras recetas preferidas para cocinar las mazorcas de maíz, pues bien, simplemente la mazorca pasada por la brasa, sartén o parrilla es un plato estupendo acompañado de alguna proteína.

La mazorca además de caliente puedes disfrutarla en templado o frío, por lo que es una estupenda opción al cocinarlas y reservarlas para comer al día siguiente en la montaña o en la piscina.

 

Hasta aquí nuestras 20 recetas frescas, sanas y económicas para este verano. Esperamos que te animes a probarlas y disfrutes de ellas, nosotros estamos seguros que así será.

© 2019 Huercasa - Todos los derechos reservados

Blanco y en Botella S.L.